Más de 12 años

3 a 12 años

Menos de 12 años

Caldereros e Iñudes, un fin de semana muy especial en San Sebastián.

caldereros eta iñude eta artzaiak

Llega uno de los fines de semana más especiales en el calendario festivo de San Sebastián-Donostia. El sábado de Caldereros y el domingo de Iñudes eta Artzaiak. Ambos son el preludio de que el carnaval se acerca, pero antes de eso vamos a disfrutar de esta fiesta tan particular. En el blog del Hotel Monte Ulía de San Sebastián-Donostia te explicamos cuál es el origen de estas fiestas tan peculiares:

 

Caldereros: de reparadores de sartenes a protagonistas de la fiesta.

Durante muchos años Donosti fue lugar estratégico desde el punto de vista comercial al estar ubicada muy cerca de la frontera de Francia. Por nuestra ciudad pasaban gentes de diversos orígenes y profesiones, buscando un lugar para descansar o para vender sus productos.

En 1828 una tribu de artesanos turcos desfiló por las calles de la Parte Vieja de Donostia-San Sebastián, haciéndose notar con sus curiosas vestimentas. Eran caldereros y nos visitaban para ofrecer sus servicios de reparación de utensilios y cacerolas de metal. Esta tribu debió dejar una muy buena impresión en la ciudad, ya que unos años después se convertirían en los protagonistas de una fiesta local.

En esta visita podemos establecer el origen de la fiesta, aunque no fue hasta el 2 de febrero de 1884 cuando desfilaron por primera vez los caldereros de San Sebastián, donostiarras vestidos con la indumentaria de aquella tribu turca. En un ambiente festivo recorrieron varias calles de la Parte Vieja al son de los temas de Raimundo Sarriegui, compositor también de las canciones de la Tamborrada.

Además, los caldereros desfilan en compañía de unos curiosos personajes, como personajes, la reina, las Damas, el director y sus ayudantes, el oso, la osezna y su domador.

En el último siglo la fiesta de los caldereros ha tenido momentos complicados debido a problemas sociales o políticos. Sin embargo, el espíritu festivo de muchos donostiarras ha vencido a los problemas y hoy los Caldereros es una de las fiestas más típicas del calendario donostiarra.

La comparsa principal es la Comparsa Primitiva de los Caldereros de la Hungría, con recorrido por la Parte Vieja. Pero hay otra como los Caldereros de Gros que desfila por este barrio.

En un barrio o en otro, te recomendamos seguir a una comparsa de Caldereros y tocar las canciones a golpe de cacerola, sartén u otro cachivache que encuentres por la cocina. Lo más importante es pasárselo bien.

 

Iñudes eta Artzaiak, recordando el cortejo entre pastores y nodrizas.

El día siguiente de los caldereros, en domingo, se festeja el día de las Iñudeak eta Artzaiak, rememorando el cortejo entre pastores y nodrizas cuando bajaban a la ciudad. Además se recuerda el día en el que se vacunaba a los niños.  La música de las Iñudes eta Artzaiak es obra del músico Raimundo Sarriegui.

En el desfile participan 30 parejas de pastores y nodrizas, junto con unos 60 tamborreros y demás personajes de la época: el alcalde y su mujer, el obispo, el secretario, miqueletes, el cura, el barquillero, panadera, barrendero…  Es una fiesta que nos transporta a otros tiempos, la Belle Epoque de Donostia-San Sebastián.

Esta fiesta dejó de celebrarse desde 1912 hasta 1977, cuando el papa Pío X puso como día laborable el día de la Candelaria. Fue recuperada para la ciudad por la Sociedad Kresala en su décimo aniversario.

Los comentarios están cerrados