Más de 12 años

3 a 12 años

Menos de 12 años

2016, el año que fuimos Capital Europea de la Cultura…y mucho más.

2016 fue el año de la capitalidad europea de la cultura y mucho mas en san sebastian donostia

En unas pocas horas pasaremos página del calendario y estaremos inmersos en un nuevo año, que ójala sea bueno para la ciudad y todos los donostiarras.  Desde el Hotel Monte Ulia de Donostia-San Sebastián creemos que es un buen momento para echar la vista a atrás y recordar algunos de los mejores momentos vividos en nuestra ciudad en el año 2016.

El 2016 es un año que quedará para la historia de Donostia-San Sebastián. Será recordado como el año de la Capitalidad Europea de la Cultura, que ha llenado la agenda de la ciudad con múltiples y variadas actividades en torno a la cultura, el arte, la música, la danza…

Todo empezó con la inauguración de Donostia 2016 en los alrededores del Puente de María Cristina el 25 de enero de 2016, con el controvertido espectáculo del catalán Hansel Cereza.  El evento no dejó un buen sabor de boca entre los donostiarras, pero poco a poco los diferentes actos de la capitalidad Europea nos fueron levantando el ánimo. De poco servía mirar atrás, ya que una oportunidad así nunca más volverá a pasar por Donostia-San Sebastián.

Sin duda, el evento que mejor recuerdo deja a la ciudad es la interpretación de Sueño de una noche de verano en el Parque Cristina Enea de Donostia. Una experiencia magnífica ver esta magnífica obra en diferentes lugares del parque.

Otro de los grandes eventos ha sido la exposición Tratados de Paz, (1516-2016) en San Telmo Museoa. Más de 400 obras de grandes artistas cedidas por algunos de los mejores museos de Europa se han expuesto en San Telmo. Un evento al que acudieron los Reyes de España para su inauguración, mostrando su apoyo a año de la Capitalidad Europea de la Cultura.

La Milla de la Paz, exposición fotográfica a lo largo del Rio Urumea entre los puentes de María Cristina y Deusto, ha sido otra exposición interesante, con imágenes de los conflictos que se han vivido, y se viven, en todo el mundo. Una invitación a reflexionar sobre el mundo que vivimos y que vamos a dejar a nuestros descendientes.

Pero no todo ha sido Capitalidad Europea. Donostia-San Sebastián tiene una fuerza inmensa desde el punto de vista de ocio y son muchos los eventos que han dejado su huella durante el año 2016.

Por ejemplo, el Kutxa Kultur Festibala, que sigue afianzándose con una gran agenda de actividades, entre las que destaca el convierto celebrado en el Monte Igueldo, con unas vistas espectaculares.

Olatu Talka! también llenó la ciudad de actividades, en una iniciativa que nació con la capitalidad europea de la cultura y que nos queda como una de las grandes herencias de este inolvidable año 2016.

El 17 de mayo recibimos la visita, otra vez, de Bruce Springsteen. Parace que el Boss se siente como en casa en Donosti. Y ójala que vuelva, porque su llegada es un magnífico escaparate para la ciudad al aparecer en muchos medios de comunicación.

El Jazzaldia, como siempre, fue un éxito musical y de público. Entre todas las estrellas que llegaron a Donosti, brilló como nadie Gloria Gaynor, que nos hizo vivir un momento mágico en la Playa de la Zurriola con su conocido I will survive.

Poco podemos decir de la Semana Grande de Donostia-San Sebastián. La ciudad, una vez más, ha recibido a miles de turistas y no cabía un alfiler.

El Festival de Cine de Donostia-San Sebastián recuperó el brillo perdido en ediciones anteriores gracias a la presencia de Ethan Hawke y Sigourney Weaver, que recibieron el Premio Donostia a una vida dedicada al cine.

El Festival de Cine Fantástico y de Terror reunió en torno al Teatro Principal las mejores películas del momento. Y no solo eso, cada vez son más las actividades y exposiciones que se organizan en estas fechas acercando este cine a otros lugares de Donostia-San Sebastián.

El evento San Sebastián Gastronomika se va consolidando como uno de los eventos gastronómicos más importantes del mundo. En él se reúne la creme de la creme de la gastronomía vasca, con la llegada de algunos de los mejores chefs de España y el mundo. Sin duda, un magnífico escaparate para fomentar Donostia como destino turístico gastronómico.

Otro importante evento relacionado con la gastronomía se celebró en otoño, el International Cheese Award, donde se elegían, nada más y nada menos que el mejor queso del mundo y el mejor de la historia. Un queso noruego se llevó ambos galardones en el evento celebrado en el Palacio de Congresos Kursaal de Donostia-San Sebastián.

Y qué vamos a decir de la Real Sociedad. Después de un par de años de incertidumbre el equipo ha vuelto a coger la forma y nos ha brindado una primera vuelta de ensueño, con fútbol de alta calidad de la mano de Eusebio. Illarramendi, Zurutuza, Vela, Prieto y Oyarzabal están mostrando un fútbol de muchos kilates, y parece que lo mejor está por llegar.

En el ámbito deportivo el otro gran evento del año volvió a ser la celebración de la Behobia-San Sebastián en noviembre. Casi 30.000 corredores de Donostia, Gipuzkoa, Euskadi, España y Europa, llenaron de color la carretera que une Behobia con Donosti.  Es impresionante que una carrera popular celebrada en nuestro territorio sea una de las más aclamadas por los runners. Mucho ánimo a los organizadores, que seguro estarán pensando ya en la próxima edición.

Uno de los momentos que también pasará a la historia fue la inauguración de la estación de autobuses de Donosti. Tras muchos años de debate, la ciudad por fin cuenta con una estación de categoría en pleno centro de la ciudad y con buenas conexiones con Renfe o los autobuses urbanos. Sin duda, una de las mejores noticias para el turismo de la ciudad, que permitirá a los visitantes acceder al centro en pocos minutos.

Otra fecha para recordar será el día que el Ayuntamiento de San Sebastián-Donostia estrenó iluminación para su fachada principal. Cientos de luces leds cambiarán de color en función del evento celebrado en la ciudad. Por ejemplo, azul y blanco para el Día de San Sebastián.

Podríamos seguir durante horas hablando de lo que ha sido este año 2016 en Donostia-San Sebastián. Pero lo dejamos aquí, pensando ya en lo que nos espera en 2017, que seguro será tan apasionante como este último año.

Aprovechamos la ocasión para agradecer a todas las personas que nos han visitado durante todo este año y han confiado en los servicios del Hotel Monte Ulia de Donostia-San Sebastián. Durante este año todo el equipo del hotel seguirá trabajando duro para ofrecer el mejor servicio posible y que los huéspedes se sientan como en su casa. ¡Gracias por vuestra confianza!

www.hotelmonteulia.com

Los comentarios están cerrados